El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

2007
12
Sep
12 de Septiembre: DÍa de la Industra Naval

Señor Presidente de la Nación, Dr. Néstor Carlos Kirchner

Señor VicePresidente de la Nación, Daniel Osvaldo Scioli

Señor Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Arq. Julio Miguel De Vido

Señora Ministra de Defensa, Dra. Nilda Garre

Señor Ministro de Economia, Lic. Miguel Peirano

Señor Jefe de Gabinete de Ministros, Dr. Alberto Fernandez

Señores Legisladores, Autoridades Nacionales, Provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires, Autoridades Militares y de las Fuerzas de Seguridad, Autoridades Eclesiásticas. Señores Directivos de la Union Industrial Argentina, Señor Secretario General del Sindicato Nacional de la Industria de Construcción, Reparación Naval y Offshore.

SINAVAL, de la República Federativa de Brasil. Don Sergio Luiz Leal. (gracias por venir y acompañarnos)

Señores Directivos de la Federacion de la Industria Naval

Señores Directivos de la Empresa Flota Litoral SRL

Señora Madrina de la barcaza “Flotar Cristina”

Señores Directivos y Personal de Tandanor

Señores Directivos de los Gremios del Sector

Señores Obreros Navales

Señoras, Señores, Amigos.

 

Muchas gracias a todos, por acompañarnos en este día tan especial.

El año pasado el anfitrión fue astilleros Corrientes y hoy es para mí un honor y también una grata satisfacción, celebrar este día aquí, en Tandanor, el más importante y emblemático astillero para reparación naval de la Argentina, con gran reconocimiento a nivel mundial y ahora además astillero constructor, que en los 90 intentó ser privatizado y que, gracias a la voluntad y sacrificio de sus operarios por mantenerlo activo, no terminó siendo un centro de exposiciones.

Este año con la promulgación del decreto 315/07, este Gobierno no solamente lo recuperó para el Ministerio de Defensa, sino que además en el mismo decreto, reafirmó la implementación de la Propiedad Participada, reconociendo de forma implícita la justa lucha de su personal por el mantenimiento de la fuente laboral.

Celebramos hoy el “Día de la Industria Naval”, instituido el 12 de Septiembre de 1961, en conmemoración de la fecha de aprobación por parte del Poder Ejecutivo, del plan de Renovación y Expansión de la empresa ELMA, presidida en ese momento por Don Horacio Esteverena.

Mucho podríamos decir de lo acontecido desde ese momento hasta la fecha, pero prefiero en este breve repaso, hacer hincapié en el resultado de las gestiones realizadas en el período inmediato anterior y en lo que pretendemos hacer de cara al futuro.

A partir del año 2003 el cambio de Gobierno y la política impulsada por el Poder Ejecutivo Nacional, produce una bisagra en nuestra actividad dado que contempla a la Industria Naval como “Política Estratégica de Estado”.

Así se dictaron una serie de normas orientadas a la promoción de la industria naval, como los decretos 1010/04, el 1022/06, la resolución 78/06 para anular los efectos de la resolución 511/00, línea de financiamiento por leasing y últimamente el decreto 315/07 tomando nuevamente control de Tandanor.

Ayer en el establecimiento vecino Astillero Manuel Domeq García, se bautizó la barcaza para transporte de combustibles “Argentina IV” y hoy en este Astillero se produce el bautismo y botadura de “Flotar Cristina”, primera de un programa de construcción de 92 barcazas para carga seca de 2500 Tn. y otros barcos.

Ambas embarcaciones forman parte del Programa de Financiamiento para el Desarrollo de la Industria Naval, del Banco de la Nación Argentina y el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, por la modalidad de Leasing Naval, créditos otorgados por Nación Leasing S.A., que cuentan con un subsidio de tasa del 4%. Programa que fuera anunciado el año pasado y que a la fecha tiene contratos en ejecución, por un valor cercano a los $ 350.000.000.-

El convenio entre la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables y Tandanor para la reparación de dragas y equipos accesorios, la reparación de media vida de la fragata “Libertad” realizada en el Astillero Rio Santiago, la reparación de media vida del submarino “San Juan”, la reparación del buque rompehielos “Almirante Irizar”, la construcción de una serie de Patrulleras de Alta Mar para la Armada Argentina, la necesaria modernización y actualización de los Guardacostas clase 24 tipo Mantilla y la implementación del Programa de Leasing Naval, nos muestran que la fuerte articulación entre lo público y lo privado y políticas activas del gobierno, están dando como resultado la construcción de nuevos Astilleros y una paulatina recuperación de la actividad en los Astilleros, distribuidos a lo largo de nuestro país, trabajando aún en forma parcial pero en creciente ascenso.

Sin embargo la FINA considera necesario impulsar como Autoridad de Aplicación Unificada, la creación de la Dirección de Industria Naval con responsabilidad primaria, dependiente de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Secretaría de Transportes, a los efectos de coordinar la ejecución de las distintas normativas del sector y maximizar el efecto de las mismas.

En ese ámbito, promover para el desarrollo sustentable de la actividad, la sanción de la “Ley de Actividades Navieras e Industria Naval” que deberá contener un “Acuerdo Social Tripartito” entre la Autoridad de Aplicación, Empresarios y Fuerza Laboral del sector, nacido del debate y consenso entre las partes, fomentando la renta social de las actividades comerciales extractivas y/o de servicio, realizadas a partir de las costas de nuestro país, sin perder de vista que el primer eslabón de esas cadenas de valor es la construcción del “El Buque”.

De tal modo se deberá terminar con la injusta competencia desleal, provocada por la importación indiscriminada de buques usados, implementar los mecanismos de crédito, garantías, actualización tecnológica de la infraestructura productiva de los astilleros y talleres navales, fortalecer su capital de trabajo, así como también fomentar el desarrollo de Ingenieros, Técnicos y Obreros Navales imprescindibles para el desarrollo de la actividad.

También seguiremos impulsando fuertemente los planes de capacitación “Más y Mejor Trabajo” implementados con el Ministerio de Trabajo, los Sindicatos del sector y los Empresarios navales y que tan buen resultado están dando, más de 600 operarios capacitados egresaron desde su implementación en varios Astilleros del país, programa que ahora se complementa con los acuerdos de “Competencias Laborales” que calificarán a obreros navales en varias especialidades, jerarquizando y cualificando su desarrollo laboral.

Nuestro país con su inmenso litoral marítimo, vías fluviales y lacustres, plataforma continental con uno de los mejores caladeros de pesca del mundo y un potencial enorme en reservas hidrocarburíferas, no puede seguir perdiendo oportunidades para desarrollar su industria naval y anexas como fuente de generación productiva para sus empresarios, profesionales, técnicos y operarios.

La demanda para esta industria naval a nivel doméstico es sostenida con la necesidad de mejorar la flota pesquera que tiene una antigüedad promedio de 30 años, el desarrollo de la industria del offshore con sus plataformas, buques de apoyo y buques doble casco para el transporte, el crecimiento de la actividad turística con embarcaciones de pasajeros, el cabotaje en el litoral marítimo sur, el cabotaje y el tráfico regional en la hidrovía Paraná-Paraguay, el tráfico marítimo regional y la producción para la defensa y los organismos de seguridad.

Estamos seguros que Acuerdos Marco de Cooperación con países de la región, nos potenciarán para lograr el desarrollo de bienes y servicios competitivos, para su inserción en el Mercado Común y para ofrecer una Oferta Internacional complementada.

Los estudios más importantes realizados a nivel mundial, sobre la incidencia de los costos del transporte de las mercaderías importadas, nos indican que los países con flota propia en los últimos 20 años, pagaron un promedio del 4% del valor de las mercaderías importadas, los países que no poseen flota propia como el nuestro, pagaron un promedio 110% mayor o lo que es lo mismo el 8,4% del valor de las mercaderías importadas.

Esa es una realidad que podemos y debemos modificar.

Señor Presidente, seguiremos profundizando el cambio, buscando los consensos necesarios entre los actores involucrados en los intereses marítimos, para lograr el desarrollo sistémico del sector, que sin dudas concluirá en el beneficio de la Argentina toda.

Muchas Gracias.

 

Juan Antonio Torresin.

Presidente de la Federación de la Industria Naval Argentina.

pie