El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

2008
31
Jul
Bautismo y botadura de la barcaza Conay II

Se llevó a cabo la ceremonia oficial en el astillero Tandanor con la asistencia de funcionarios nacionales y provinciales.

Cumplidos con rigor los plazos establecidos en la contratación, Tandanor hizo entrega de la segunda barcaza encargada por la compañía de navegación Isiris SA al astillero argentino.

En la ceremonia estuvieron presentes Miriam Torres de Segovia, embajadora de Paraguay, miembros de la Justicia, las Fuerzas Armadas y de Seguridad, así como también los directores, profesionales y operarios de Tandanor y representantes de distintas empresas, nacionales y paraguayas, vinculadas al comercio exterior.

El encuentro contó con las palabras de Orlando Cañete, vicepresidente de la empresa contratista, quien expresó su orgullo por la entrega en tiempo y forma de Tandanor de los dos convoyes encargados por la empresa. Así, refiriéndose a la primera de las embarcaciones, dijo: "Está formada por el remolcador de empuje Río Piranetá y la barcaza Conay I, queactualmente se encuentra operando en el Puerto de Buenos Aires, iniciando su viaje número 12 al Paraguay".

CAPACIDAD DE TRANSPORTE

Cañete destacó también que, a menos de ocho meses de haber recibido el primer convoy, estaban nuevamente reunidos para asistir a la ceremonia de bautismo y botadura de la barcaza Conay II, un navío con capacidad de transportar hasta 320 Teus con un porte superior a las 5.200 toneladas, totalmente equipado con generadores capaces de brindar energía suficiente para transportar el total de su carga en contenedores refrigerados. "Con esta segunda barcaza elevamos nuestra capacidad de transporte a 640 teus, lo que representa un potencial de transporte de 30 mil teus anuales, estimándose la duración del viaje completo Buenos Aires-Asunción-Buenos Aires en 17 días", aseguró el vicepresidente de la compañía.

A su turno, el presidente de Tandanor, ingeniero Juan Atilio Bassola, explicó que, durante el corto lapso en el que se concretó la construcción de esta importante unidad -que implicó el procesamiento de más de mil toneladas de acero, con la estrecha colaboración de los representantes técnicos, el cliente y el personal de Tandanor-, se pudieron resolver los problemas que, en una obra de esta relevancia, se fueron suscitando.

"Con esta nueva construcción se ha demostrado que la voluntad de los actores en el logro de los objetivos tenía fundamental esencia y sólidos principios. El esfuerzo financiero del armador, que autofinanció la obra, y la permanente capacitación e integración de los recursos productivos del astillero, capacitando e integrando personal especializado, son prueba de lo que aquí he dicho", afirmó Bassola, al tiempo que agradeció la colaboración recibida por parte de las autoridades de la Armada, del personal de la empresa y de la contratista.

Para finalizar, el titular de Tandanor hizo un llamamiento: "Quiero aprovechar este momento para solicitarles que tengan en consideración la probada capacidad de hacer y cumplir que ha demostrado Tandanor para que podamos seguir siendo -como hasta ahora- sus favorecidos proveedores y colaboradores en todos los emprendimientos que pudieran proyectar. Con esta entrega queremos dar un mensaje claro y fundado de que la industria naval, y en especial este complejo industrial Tandanor-Domecq García, puede ser considerada hoy como una industria en pleno proceso de renacimiento".

 

 

Fuente: Ámbito del Comercio Exterior - ÁMBITO FINANCIERO - 31/07/2008

pie