El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

2008
17
Sep
Destacan la formaciÓn y de personal y tÉcnicos navales

“Ya nadie duda que la industria naval argentina marcha en un camino de recuperación. Nadie puede negarlo porque así lo afirma el crecimiento que ha tenido nuestro sector. Pero todavía hay astilleros trabajando con capacidad tradicional y con una potencialidad enorme”. Con esta frase, Juan Antonio Torresín, presidente de la Federación de la Industria Naval Argentina (Fina) coloreó a grandes trazos el cuadro de situación que vive el sector.

En su discurso por le Día de la Industria Naval, Torresín destacó la labor llevada a cabo por el Sindicato Argentino de Obreros Navales (Saon), en capacitación y formación continua de personal y certificación de sus capacidades. También hizo hincapié en los esfuerzos que se han hecho para la formación de técnicos navales.

“La federación llevó una fuerte sinergia con la universidad que incluyen la carrera de industria naval, y además hemos hecho un trabajo con la guía del estudiante con un capítulo especial en la formación de los ingenieros navales para que los chicos empiecen a escuchar de construcción de barcos y se entusiasmen”, agregó Torresín.

El directivo también anunció que el trabajo conjunto que se viene realizando con Brasil, fue tomado por el gobierno como la herramienta de vinculación bilateral para el desarrollo de la industria naval.

“Indudablemente vemos que vamos a tener una motorización muy fuerte para el desarrollo de esta industria. Seguramente vamos a tener etapas para cumplir en este acuerdo y poder consolidar una relación duradera, que no se trate solamente de una compraventa, sino de una asociación para complementarnos y cooperar en el desarrollo de ambas industrias navales de ambos países”, resaltó el directivo.

Desde la Fina se está trabajando con un diagnóstico de situación estratégica, con la identificación de oportunidades para la cooperación, complementabilidad y asociatividad, identificando los objetivos de corto y mediano plazo.

“El objetivo es definir un plan de acción, utilizando en lo posible un caso testigo que vaya detectando e identificando debilidades que se puedan ir superando para que este acuerdo realmente pueda tener el desarrollo que seguro vamos a tener. Seguramente en el camino de ese desarrollo se creará la autonomía de la autoridad de aplicación, se limitará el ingreso de buques usados, se crearán los mecanismos de financiamiento idóneos, todo lo que de alguna manera ya veníamos procurando. El desafío está planteado. Trabajemos para la unidad del sector. Necesitamos toda la capacidad técnica y física disponible para responder a este gran desafío y una gran cuota de generosidad de nuestra parte para trabajar en el conjunto de todos”, concluyó el titular de la Fina.

Momento bisagra

Por su parte, Fernando Javier Fraguío, secretario de Industria, Comercio y Pymes aseguró que “la política del Estado nacional está orientada a la industrialización, la recuperación de nuestra fuente de trabajo, la integración tecnológica, y el hacer dentro de la Argentina. Y esto la Fina lo viene demostrando con su crecimiento, y además de haberlo demostrado en los últimos años, estamos como en un momento bisagra, fantástico”.

Fraguío destacó que en el reciente viaje presidencial al Brasil, la Presidenta Cristina Fernández tantos en sus discursos como en las reuniones privadas se refirió a la complementariedad y asociatividad entre la industria naval brasilera y la argentina, como una de las grandes oportunidades del momento.

“No sólo tenemos la fuerza, el ingenio, las ganas, la necesidad, sino que, además, esto se convierte a partir de la decisión de nuestros presidentes en una política de Estado. Esta es una decisión de la Nación argentina de recuperar con más velocidad y con más fuerza de la industria naval. Argentina si se la mira es casi una isla. Tenemos un litoral que atender, ahora queremos ver si tenemos petróleo en nuestro golfo. No hablemos de la capacidad de nuestra hidrovía. Es una industria altamente federalizada. Nosotros lo que tenemos que hacer es estudiar de porqué Brasil ha tenido tanto éxito”, resaltó el funcionario.

Para comenzar a andar el camino, Fraguío anticipó que ya se están elaborando tablas de legislación comparada para que este acuerdo pueda llevarse a la realidad de la mejora manera posible.

“El primero de octubre en una importante ceremonia que será encabezada por la Presidenta, se procederá a unir el polo productivo formado por los astilleros Tandanor y Domecq García. Asimismo, estamos llevando a cabo el trabajo necesario para reencauzar algunos aspectos legales del Astillero Río Santiago, que también tiene un rol muy importante que cumplir. Vamos a tratar de empujar la asociatividad, en la incorporación de tecnología, de modernas técnicas, de capital, para que la industria naval argentina ocupe un lugar muy importante en el armado y en el tramado industrial de la Nación”, reseñó el funcionario.

 

Fuente: Transport & Cargo - 17/09/08

pie