El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

2009
31
Mar
Acuerdo de complementaciÓn productiva entre la Industria Naval argentina y brasileña

Teniendo como base el Acuerdo Marco Internacional de Reciprocidad, Cooperación y Complementariedad suscripto entre la Federación de la Industria Naval Argentina (FINA) y el SINDICATO NACIONAL DE LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN NAVAL BRASILEÑA (SINAVAL, Institución de ámbito federal que representa a más de 26 empresas de construcción brasileña, integrando la confederación nacional de la Industria Brasileña) firmado en Rio en agosto del 2008, se apunto a crear una visión regional haciendo fuerza para competir en el mercado mundial de construcción naval. Asimismo, permitiendo que astilleros locales tanto de argentina y brasil utilicen sus gradas en forma conjunta para cumplir las necesidades de los armadores de ambos países. El presidente de SINAVAL, el Sr. Ariovaldo Rocha, expresó que “existe una complementariedad natural entre los astilleros argentinos y brasileros que claramente deber fortalecer la generación de empleos y renta para los 2 países”

Estos conceptos fueron claramente ratificados en “el Primer Encuentro Empresario Binacional para el Desarrollo de Estrategias de Cooperación y Articulación Productivas”, realizado en Buenos Aires en el mes de agosto del año pasado, con la presencia de los dos presidentes de Argentina y Brasil, Cristina Fernández de Kirchner y Luiz Inácio Lula Da Silva, respectivamente, y la participación de mas de 200 empresarios brasileños. En dicho encuentro se precisó que en un contexto de alta volatilidad financiera la cooperación productiva emerge como una respuesta optima por parte de la actividad empresaria y por lo tanto en ese encuentro se decidió como estrategia de ambos países avanzar en la concreción de acuerdos de cooperación sectorial entre empresas argentinas y brasileras. De esta manera se favorecerá la integración productiva, el desarrollo de las cadenas de valor y se potenciara la inserción competitiva en los mercados internacionales con particular interés en el caso de las Pymes.

En la reciente reunión producida en San Pablo, en el marco de la FIESP y la UIA “Semana Argentina en San Pablo”, coordinada por la Subsecretaria de Comercio Internacional de la Cancillería Argentina a cargo del Embajador Luis María Kreckler, que contó nuevamente con la presencia no solo de los ministros de producción de ambos países, sino también, con la presencia de los dos presidentes tanto de la Argentina como de Brasil. El presidente Lula Da Silva en su exposición señaló con claridad la necesidad de llevar adelante los acuerdos necesarios entre la Argentina y Brasil específicamente en la actividad de la industria naval. Asimismo apuntó a que deben potenciarse los programas de desarrollo de la industria naval argentina y brasileña analizando planes de financiamientos, garantías y diversos programas que abarquen por lo menos un periodo de 10 años.

Es un objetivo de los presidentes consolidar la industria de la construcción naval a través de obras para Petrobrás y Transpetrol dentro de un plan de modernización y expansión de la flota y embarcaciones de apoyo especialmente a Petrobrás. En este objetivo la industria naval argentina a partir inclusive de empresas binacionales tiene la oportunidad de contribuir lo que a la fuerza se deberá traducir en mayor empleo de trabajadores de sectores de ambos países.

El propio presidente de la FIESP, Paulo Skaf se mostró sumamente interesado en la actividad del sector manteniendo reuniones en el marco de la UIA interiorizándose sobre la potencialidad de esta actividad.

Es muy posible que cualquier acuerdo sectorial requiera establecer un acuerdo de financiamiento y para ello es necesario tener algún tipo de inventario sobre las normativas que uno y otro país poseen y que requieran algún tipo de concordancia. En esto esta trabajando la Federación de la Industria Naval Argentina planteando un trabajo (financiado por los propios empresarios argentinos) que revista no solo el marco jurídico que puede respaldar un protocolo de complementación productiva como el que se firmo entre FINA y SINAVAL, sino que se analizaran los programas de desarrollo que cada uno de los países tiene.

La idea de fortalecer el MERCOSUR no descarta, como en este caso, la opción bilateral entre sectores. Muy por el contrario, estos son síntomas de maduración para avanzar en formulas novedosas que podrían permitir el mecanismo de adhesión de los otros países miembros del MERCOSUR. No podemos olvidar que los acuerdos sectoriales dieron origen al proceso de integración bilateral que comenzó en el año 1985, y que posteriormente dio origen al tratado de integración. La FINA fue uno de los firmantes sectoriales por el sector de la industria en ese momento. Por otro lado no podemos olvidar los acuerdos de complementación económica firmados entre Argentina y Brasil que tuvieron justamente por objeto el fortalecimiento del mercado común entre ambos países. Es posible entonces incluir acuerdos sectoriales de esta naturaleza que formen parte del grupo mercado común. Será entonces luego de una discusión técnica la necesidad o no de que dichos acuerdos sean refrendados por el parlamento. Lo que sí hay que tener claro es que la vocación de un acuerdo de complementación para la en la industria naval por parte de sus principales actores, los trabajadores, empresarios y ejecutivos políticos de ambos países, se encuentran firmes y la capacidad de producción y la necesidad del armamento de la región lo requieren. Es una responsabilidad ineludible llevar adelante los trabajos necesarios para ser de estos proyectos una realidad.

 

Fuente: Por Horacio Martínez (Federación de la Industria Naval Argentina)

REVISTA ECONOMICA – Edición Nº 110 – Marzo/Abril 2009

pie