El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

2009
15
Dic
Astillero Punta Alvear abre sus puertas (Santa Fe)

(FNM) Con buenas expectativas, ULTRAPETROL S.A. inaugura hoy su propio astillero para la fabricación de barcazas en serie.

Una inyección de vitalidad parece animar hoy a la alicaída industria argentina de la construcción naval, con la inauguración de Astillero Punta Alvear, una moderna planta de construcción de barcazas fluviales especialmente diseñadas para el tráfico de la Hidrovía Paraguay-Paraná.

La iniciativa corresponde a ULTRAPETROL, una compañía naviera argentina con larga presencia en el país e intensa participación en el transporte y en el cabotaje marítimo y fluvial, incluido un rol protagónico en el transporte a lo largo de la Hidrovía.

La inversión implica un desembolso de U$S 55 millones, de los cuales más de U$S 30 millones se invirtieron en la planta industrial, reservándose los restantes U$S 25 millones a la producción correspondiente a los doce primeros meses de operación.

La inversión fue realizada por ULTRAPETROL con recursos propios, y no requirió de préstamos, garantías ni otro apoyo financiero por parte del Estado.

El proyecto consiste en fabricar en serie barcazas fluviales de 2.500 toneladas de capacidad, a razón de una embarcación por semana. Una vez en régimen, la planta podría producir hasta dos unidades semanales.

La chapa a utilizar es de producción nacional, al igual que el material para la fabricación de las tapas de fibras de vidrio, tarea que se concretará en el mismo astillero.

En el más largo plazo, la naviera visualiza para el astillero la posibilidad construir unidades de mayor tamaño, como remolcadores de empuje, buques de apoyo a plataformas petroleras, petroleros medianos y otras embarcaciones.

La planta está emplazada en Punta Alvear, provincia de Santa Fe, sobre un predio de 14 ha con costa sobre el río Paraná. Fue construido con la más alta tecnología disponible para la producción en serie de barcazas, y cuenta con la maquinaria y automatización más modernas.

Según sus propietarios, el emprendimiento generará más de 200 puestos de trabajo directos y entre 800 y 1.000 indirectos. Las embarcaciones producidas estarán – al principio- destinadas al reemplazo de unidades o ampliación de la propia flota de la compañía naviera.

Habrá de celebrarse en fin, que en un contexto recurrente en emprendimientos malogrados, rimbombantes anuncios incumplidos y proyectos que avanzan con exasperante e inaceptable lentitud, se concrete hoy una iniciativa que luce seria y bien fundada, y a la que deseamos y esperamos ver convertida en exitosa realidad.

 

NUESTROMAR

pie