El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

2010
14
Seo
Ejemplo de titulo para una noticia del sector lo suficiente mente largo como para usar dos filas

Con motivo de festejarse el Día de la Industria Naval Argentina, la Federación de la Industria Naval Argentina convocó a destacados periodistas a un almuerzo conmemorativo en “El Viejo Almacén”. El presidente de la entidad, Dr. Pablo Noël, dio la bienvenida a los presentes entre los cuales se encontraban los integrantes del Consejo Directivo abiertos al diálogo con los representantes de la prensa. “Todo hito o fecha importante del almanaque obliga a la reflexión y el balance” expresó Noël. “El Día de la Industria Naval Argentina nos encuentra con concreciones y asignaturas aún pendientes”. Entre las primeras, el presidente de Fina destacó los logros de este año:

Trabajamos activamente en una nutrida agenda de encuentros con las autoridades con el fin de activar el intercambio de información y sensibilizarlas respecto de las problemáticas y las oportunidades de desarrollo que presenta el sector. Autoridades de la FINA fueron recibidas por Débora Giorgi, Ministra de la Industria; Juan Pablo Schiavi, Secretario de Transporte de la Nación; Enrique Deibe; Secretario de Empleo; Ricardo Luján, Subsecretario de Puertos y Vías Navegables; Oscar Vecslir, Interventor de la Administración General del Puerto de Buenos Aires; representantes del BICE; Martín Ferré Ministro de Producción de la Provincia de Buenos Aires y Luis Abot Subsecretario de Actividades Portuarias de la Provincia.

Articulamos con Cancillería y representantes de países limítrofes encuentros y acciones para incrementar las posibilidades de complementación con nuestros vecinos y la apertura de nuevos mercados. Miembros de la FINA trabajaron con los embajadores Alfredo Chiaradía, ex Secretario de Relaciones Comercio y Relaciones Económicas Internacionales; Luis María Kreckler, actual Secretario; Juan Pablo Lohlé, Embajador de Argentina en Brasil; Enio Cordeiro, Embajador de Brasil en Argentina; Carlos García, Coordinador del Programa de Apoyo al Comercio Exterior de Cancillería; Juan José Soto, asesor del Ministro de Economía de Chile.

Se consiguió en licitaciones para reparaciones de Transpetro en las que participó Tandanor una sensible baja a las tasas cobradas por Brasil sobre parte de las reparaciones realizadas en el extranjero, ganando así competitividad la reparación argentina.

Logramos, gracias a las gestiones encaradas con diplomáticos argentinos y brasileños, que la industria naval fuera incluida en la reciente “Declaración Bilateral de San Juan” suscripta por los presidentes Lula da Silva y CFK.

Renovamos indefinidamente el mes pasado en Rio de Janeiro el acuerdo bilateral entre Fina de Argentina y Sinaval de Brasil consagrando la complementariedad e integración de las industrias de ambos países. Funcionarios del Ministerio de Desenvolvimiento de Brasil que suscribieron el acuerdo también presentaron el proyecto “Integración de la Cadena de Construcción Naval Brasil-Argentina” poniéndolo a disposición de los representantes de Fina y de astilleros argentinos,

La industria botó el segundo petrolero doble casco construido en el país, elevando ciertamente los estándares medioambientales dentro de las más exigentes reglamentaciones internacionales. Así también se botó la primera embarcación de pasajeros y carga construida en el país, habilitada para navegación marítima internacional, enmarcada en los Convenios SOLAS y MARPOL de la OMI, dando cuenta de la capacidad de nuestra industria para producir con los más exigentes estándares internacionales.

Participamos en ferias internacionales con el envío de delegaciones a Navalia 2010 (Vigo, España), Navalshore 2010 (Rio de Janeiro, Brasil) y próximamente a Exponaval 2010 (Chile, Valparaiso) para mostrar y colocar la oferta argentina en el mundo.

Sin embargo, la Fina sigue reiterando algunas demandas claves para la sana competencia y el crecimiento de la industria naval de nuestro país:

Fina aspira a ver concretada la creación de la Dirección de la Industria Naval, confirmando el anuncio que el Ministro Julio de Vido hiciera el 16 de diciembre pasado. Entendemos que contar con un cuerpo técnico del estado para dialogar y consensuar políticas de estado en respaldo de la industria naval es un gran paso hacia adelante en la defensa de un sector que se caracteriza por ser un fuerte multiplicador de fuentes de trabajo.

Seguiremos reclamando la sanción de una ley de marina mercante e industria naval, que dando un horizonte cierto a la actividad, permita el pleno desarrollo del sector.

Seguiremos reclamando el dictado de una norma que prohíba la importación de buques usados en forma irrestricta. Entendemos que se trata de una competencia desleal por varios motivos. Le resta trabajo a los astilleros argentinos reduciendo la generación de puestos de empleo. Además, esos artefactos que son desechados por obsoletos en sus países de origen, generan riesgos de daños irreparables al medioambiente, como así también a la posible interrupción de las vías navegables. Otros países, entre ellos Brasil, prohibieron la importación de usados y generaron un despegue vertiginoso de la industria naval.

Consideramos que los instrumentos de crédito pre y post financiación son fundamentales, teniendo en cuenta que la industria naval es quien fabrica los bienes de capital de mayor tamaño, mayor peso y valor que se construyen en el país. Entendemos que deben generarse herramientas específicas para la actividad, que entre otras necesidades, puedan superar las dificultades que presenta la Ley de Actividades Financieras respecto de la relación técnica entre activos y montos prestables. Así también la revitalización del instituto de la hipoteca naval, herramienta que si bien es idónea para la etapa de la construcción no cumple su rol en la necesidad de préstamos de largo plazo a los armadores.

Seguiremos creando conciencia respecto del necesario corrimiento de la matriz de transporte en nuestro país. Por una simple cuestión de racionalidad económica basta recordar que el costo del flete por tonelada por kilómetro se multiplica por cuatro si se compara el transporte fluvial con el ferrocarril y por siete si la comparación es con el camión. Argentina dispone con la hidrovía de una monumental obra de infraestructura natural que está allí para ser usada. Desde la Fina aspiramos para el transporte fluvial a la igualdad de tratamiento en lo que hace a beneficios tributarios con otras modalidades de transporte (aeronáutico, terrestre y ferroviario).

Seguiremos trabajando, en lo referido a la construcción de barcos de pesca, para que se de prioridad a los barcos de construcción nacional en la asignación de permisos y cupos de pesca.

Fina confía en que el diálogo y la participación activa en la búsqueda de soluciones con las autoridades es el único camino viable para que esta industria, madre de industrias, no sólo recupere el brillo que supo tener sino que se convierta en imán regional para beneficio de generaciones actuales y futuras.

pie