El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

2011
14
Dic
Los industriales navales buscan polÍticas activas

Ante un panorama mundial caracterizado por la turbulencia, durante 2011 la Federación de la Industria Naval Argentina (FINA) ha hecho un esfuerzo consistente para profundizar el diálogo con las autoridades enfocado al establecimiento de políticas activas de micro economía para estimular el otorgamiento de créditos para la construcción y la reparación nacional.

Asimismo, se apuntó a brindar incentivos a los armadores nacionales para que enarbolen la bandera argentina. De modo de no sólo poder competir, sino de que la actividad se pueda integrar con otros países, fundamentalmente de América.

Valoramos el trabajo activo con las autoridades, tal el caso de la ministra Débora Giorgi a quien planteamos el tratamiento del sector naval con un régimen similar al del sector automotriz entre Argentina y Brasil. Además, con el secretario de industria trabajamos en las demoras de la tramitación de licencias no automáticas, tanto en la construcción como en la reparación, dijo a Transport & Cargo Pablo Noel, presidente de la FINA.

En este sentido, se creó un régimen especial para empresas pertenecientes a cámaras asociadas a la FINA.

Por otra parte, con el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, se profundizaron las posibilidades del sector en el proyecto de las Patrulleras Oceánicas en el marco de la producción para la defensa y con el objetivo de maximizar el agregado de valor nacional.

Un gran paso, asimismo, fue la ratificación del acuerdo de la FINA y el Sindicato Nacional de la Industria de la Construcción y Reparación Naval de Brasil (Sinaval), en agosto, en Río de Janeiro, por el que el Acuerdo Marco Internacional de Reciprocidad, Cooperación y Complementariedad prorrogó su efecto hasta 2014.

En la misma línea, se avanza en un acuerdo Uruguay Argentina con la intención de generar sinergias entre ambos países.

También se sigue trabajando en red junto con la UIA, a fin de que el sector sea integrado a la agenda permanente del Consejo Empresarial Argentino-Brasileño. 

Si bien observamos con marcada preocupación el escenario de crisis en el contexto internacional, tenemos internamente fuertes y lógicas expectativas, basadas en las necesidades que Brasil y otros países de la región tienen de distintos tipos de embarcaciones. En este sentido, destacamos la ayuda y cooperación recibida no solo por nuestro embajador argentino en Brasil, Juan Pablo Lohlé sino por recientemente designado embajador Luis Maria Kreckler y del embajador de Brasil en Argentina, Ennio Cordeiro, aseveró Noel.

Frente a la nueva composición del Poder Legislativo, el directivo consideró que le deberían ser dadas a la industria naval las herramientas fundamentales para su desarrollo. Ello es: el dictado de una ley de industria naval y marina mercante, la creación de un instituto financiero de desarrollo que contemple las especificidades crediticias y de garantías de la industria naval.

Según el presidente de la FINA, un país como el nuestro, con un inmenso litoral marítimo y fluvial por donde salen más del 80% de nuestras exportaciones, debe seguir potenciando este sector por tratarse de una industria estratégica, posible y económicamente sustentable.

Al respecto dijo: Hoy las regiones del país del norte y el sur están precisando nuestro producto para poder alcanzar el desarrollo sostenible de sus provincias.

 

Medio: El Cronista

Sección: Transport y Cargo

Fecha: 14 de diciembre de 2011

pie