El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

2013
2
Sep
FINA homenajeÓ a un gran colaborador de la industria naval

Luego de 60 años de trabajar por el desarrollo de la industria naval argentina, el doctor Mario Cagnoni decidió renunciar a su cargo de vocal del Consejo Directivo de la Federación de la Industria Naval Argentina (FINA) para “darle paso a personas más jóvenes”, según explicó. Por eso, la FINA decidió homenajearlo más que despedirse de este irremplazable colaborador a quien seguirá recurriendo debido a su vasta experiencia.

Mario Cagnoni fue partícipe de la creación de la Cámara de la Industria Naval, como así también de la Unión de Constructores Navales (UCN) y de la misma FINA. También fue directivo de la Asociación de Astilleros y Talleres Navales Argentinos (AATNA). Hasta su renuncia, a los 85 años, se ha desempeñado como vocal en el Consejo Directivo de la FINA.

En el marco de la Asamblea General Ordinaria, el presidente de FINA, Juan Antonio Torresin, junto a los Delegados y miembros del Consejo Directivo le hicieron entrega de una placa de agradecimiento por tantos años de trabajo y por el aporte de ideas constructivas en el ámbito del gremialismo empresario en pos del desarrollo del sector y de la economía del país. “Me llevo como premio la amistad de mis compañeros de ruta en nuestra lucha por una mejor y más pujante industria naval”, expresó Cagnoni al recibirla.

Raúl Podetti (padre) recordó que “en los años 60 éramos profesionales jóvenes y entusiastas con muchísimos proyectos y sobre todo, optimismo. Desde aquella época, Mario era la referencia para interpretar la aplicación de la normativa impositiva, contable y económica. Se preocupaba por distinguir y destacar los aspectos beneficiosos de esas normas para nuestra actividad”.

Podetti aseguró que no dejarán de consultarlo acerca de las nuevas legislación que pudiera surgir debido al valor de su experiencia y que nunca olvidarán su amabilidad, su palabra amiga, su hombría de bien y, en especial, su enorme capacidad de trabajo.

pie